JUEGO DEL

ESCONDITE









Alemán Flag of Germany

Francés Flag of France

Inglés UK Flag




Toque aquí para ver un recorte de la película

Página de ventas

Historia de Alemania desde 1914

DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL | ADOLF HITLER | EL FASCISMO
HITLER Y EL ANTISEMITISMO | LA ESCAPADA | EL ESTUDIANTE
KRISTALLNACHT- Noche de los cristales rotos | EL KINDERTRANSPORT
LA OCUPACIÓN ALEMANA | EL RACIONAMIENTO | LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA ESTRELLA DE DAVID GUETOS | LA CUESTIÓN JUDÍA | LAS DEPORTACIONES
¿QUIÉN NOS ESCONDERÁ? | LOS NIÑOS OCULTOS | VIVIR EN LA OSCURIDAD
LOS NIÑOS ESCONDIDOS | EL ÚLTIMO TAÑIDO

DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La primera guerra mundial empezó en 1914 y terminó con la derrota alemana en 1918. La matanza de esta guerra fue de tal calibre que jamás se había visto algo igual en la historia moderna.

El tratado de Versailles se firmó en París en 1919, establecía los términos de la paz. El tratado también encontró que Alemania fue responsable de haber empezado la guerra y les ordenó pagar por todos los daños que sufrieron los aliados. La factura total fue de 132 billones de marcos en oro. La deuda tenía que ser pagada al seis por ciento de interés en 37 años.

La compensación anual subió a dos billones de marcos en oro, más el veintiséis por ciento de las exportaciones alemanas.

El economista británico, John Maynard Keynes, opinó que estos pagos eran tres veces más de lo que Alemania podía soportar. El sufrimiento como resultado de la carga financiera y la humillación hizo que Alemania creara un profundo resentimiento hacia el resto de Europa, lo que aprovechó al máximo Hitler y su partido NAZI en su campaña electoral.

Hacia 1921 el gobierno alemán declaró que le era imposible hacer frente a los pagos.

Hacia 1923 la economía del Estado alemán empeoró. El desplome de la bolsa de Nueva York en 1929 puso de relieve una crisis internacional que devastó Alemania, que ya era frágil.

En estos años, Adolf Hitler y el partido nacionalsocialista (NAZI) hacían campaña sin tregua prometiendo que cuando él y su gobierno llegaran al poder repudiarían el tratado de Versailles y restaurarían el orgullo y la prosperidad alemana.

ADOLF HITLER

Adolf Hitler nació en abril 1889 en Braunau, una ciudad austriaca en la frontera alemana. Creció en una familia autoritaria. Su padre, un oficial de aduanas era irascible y estricto, mientras que su madre lo mimaba. Dejó la escuela a los 16 años esperando ser artista. En 1907 fracasó en su intento de entrar en la academia de arte de Viena y pasó los 5 años siguiente viviendo en hoteles masculinos intentando sin éxito ganarse la vida pregonando sus bocetos en los cafés y tabernas locales.

Cuando empezó la primera guerra mundial Hitler se unió a la armada alemana. Pasó cuatro años como corredor rápido en el frente oeste, llevando órdenes a pié o en bicicleta, de comandantes del regimiento a los líderes del frente. Era una tarea peligrosa. En 1914 fue ascendido a cabo y dos años después fue herido. Fue condecorado con la cruz de hierro, primera clase.

Después de la guerra Hitler fue empleado en el departamento de política de la comandancia del ejército en Munich. Fue considerado como experto en eventos judíos y se le pidió gestionar una carta que necesitaba claridad en la cuestión judía.

La respuesta de Hitler, fechada en septiembre 1919, mostró sus primeros explícitos escritos sobre la "cuestión judía".

"El judaísmo es absolutamente una asociación racial no una asociación religiosa," escribió Hitler,"su influencia originará la tuberculosis racial de la gente." Su carta continuaba,"el antisemitismo racional, a pesar de todo, debe liderar una legal oposición sistemática y eliminar los privilegios especiales que tienen los judíos…. El objetivo final debe ser un inquebrantable movimiento de todos los judíos juntos."

En 1921 Hitler llegó a ser el presidente en funciones del partido nacionalsocialista (NAZI) con poderes dictatoriales. Tres años después él y sus seguidores nazis intentaron derrocar el gobierno bávaro pero el golpe falló y Hitler fue juzgado como traidor y encarcelado nueve meses. Fue durante este encierro que dictó a su amigo Rudolf Hess su libro ahora famoso, "Mein Kampf". (Mi lucha)

Los dos volúmenes fueron publicados en 1925/26. Contenían la esencia de la visión de Hitler. En 1945 se había vendido diez millones de copias.

En Mein Kampf Hitler enardece el antisemitismo. Escribía que la mejor y más deseable raza era la alemana-aria-nórdica "raza patrón" y que el pueblo alemán debería eliminar a los judíos, prometiéndoles que los nazis lo harían. Hacia 1932 el partido nazi, que era fascista, tenía más de 1,4 millones de miembros.

De nuevo al principio

EL FASCISMO

El fascismo es una ideología política autoritaria. La palabra "fascista" fue usada por primera vez por el gobierno de Benito Mussolini, en Italia 1920. Gobiernos considerados fascistas tomaron el poder en Alemania, Rumania, Eslovaquia y Croacia. Los gobiernos eran antidemocráticos y antimarxista. Algunos, pero no todos los movimientos fascistas incorporaron el antisemitismo en su plataforma política.

HITLER Y EL ANTISEMITISMO

Antisemitismo fue una palabra acuñada por un periodista alemán, Wilhem Marr, alrededor de 1867. Fue usada de forma que el judenhass u odio al judío pudiera ser tratado en una sociedad culta.

Aproximadamente nueve millones de judíos vivían en Europa. En 1933 había medio millón de judíos alemanes.

Como muchos otros judíos en el oeste de Europa habían adoptado la cultura del país de residencia, pero no la religión de sus vecinos no judíos. Miles de judíos sirvieron en la armada alemana en la primera guerra mundial, muchos fueron condecorados por su valentía. De 1905 a 1933 los judíos ganaron 11 de los 37 premios Nobel adjudicados a los alemanes.

A principio de 1930 Alemania sufría los efectos de una gran depresión económica. Millones de personas perdieron su trabajo. Llevándolos a una agitación social que socavó la confianza en el gobierno, la República de Weimar.

Muchos alemanes estaban aún amargados por su derrota en la primera guerra mundial y de la manera que los vencedores les habían tratado. La vergüenza nacional más el inestable estado de la economía había hecho que Alemania deseara un líder eficaz y un renacer de la nación.

En 1932 el nacionalsocialismo (Nazis) era entonces el partido político más grande en Alemania.

Temiendo que continuara el caos, el presidente de Alemania, Paul von Hindenburg, de 85 años, señaló a Hitler como cabeza de un gobierno de coalición. Hindenburg y sus consejeros del partido conservador esperaban que Hitler reconstruyera el orden social.

Pero el plan tuvo el efecto contrario y seis meses después los decretos de Hitler eran leyes y los derechos civiles habían desaparecido.

El nazismo llegó a ser el único partido legal. Opositores políticos sospechosos fueron enviados a campos de concentración como el de Dachau. A principios de 1933 había 50 campos de concentración en Alemania y más de 25.000 socialistas, comunistas y judíos fueron enviados a ellos.

Hitler estaba convencido desde hacía tiempo que los judíos planteaban una amenaza profunda en la vida de Alemania, tal como escribió en su libro, "Mein Kampf". La ideología Nazi requería la eliminación de los judíos. Pronto después de haber tomado el poder, Hitler empezó implantando el antisemitismo que fue el principal punto de la política de su partido.

Los judíos fueron fuertemente golpeados por la toma de posesión nazi. Primero fue el boicot nacional a todo negocio de los judíos, luego las tropas de asalto colocaron señales que decían, "No compren a los judíos", y "Los judíos son nuestra desgracia". Tropas de asalto se paraban amenazantes frente a las casas de los médicos y abogados judíos amenazando a la gente para que no entraran, mientras en la calles les pegaban, les perseguían y los humillaban. Doctores judíos fueron expulsados de los hospitales estatales, no se volvieron a conceder licencias para farmacia a los judíos y los abogados judíos fueron restringidos en sus profesiones.

Esta creciente presión obligó a los judíos a vender sus negocios al 30 o al 60% de su verdadero valor. Los judíos alemanes tenían prohibido trabajar en las granjas, se convirtieron en proscritos del trabajo en periodismo, arte, literatura, música, radiodifusión, teatro. Los judíos estaban obligados a llevar tarjetas de identidad. La estrella judía de David debía mostrarse fuera de los edificios donde vivían judíos. Los judíos eran obligados a arrodillarse para fregar el suelo. Los pasaportes judíos eran sellados con la letra "J" para identificar a los judíos y pararles si pasaban como cristianos al atravesar la frontera de Suiza. Todos lo alumnos judíos fueron expulsados de los colegios alemanes, sólo les fue permitido asistir a colegios judíos. Parques y piscinas fueron prohibidos a los judíos. Los hombres judíos en Alemania fueron obligados a llevar el nombre intermedio de "Israel", las mujeres judías debían tomar el nombre intermedio de "Sara".

De nuevo al principio

LA ESCAPADA

Al ser privados de su libertad y subsistencia alrededor de 37000 judíos alemanes consiguieron huir de Alemania en 1933. Pero el precio de la escapada fue alto y no todos podían afrontar el irse. Para los ancianos fue con frecuencia físicamente imposible y terrorífico, por eso la mayoría de los judíos no tenían más remedio que quedarse esperando que la discriminación pasara.

Pero sucedió lo contrario.

En Alemania y en el mundo entero, era bien sabido que el régimen de Hitler había empezado un proceso sistemático de persecución y segregación judía, ellos eran excluidos de cualquier aspecto de la vida alemana.

En 1937, más del 60% de niños judíos fueron expulsados de los colegios alemanes. El encarcelamiento de los judíos en los campos de concentración continuaba. La emigración forzosa no resolvía el "problema judío" de los nazis.

Franz Mayer, un líder judío describió la emigración de la siguiente manera. "Usted coloca un judío en un extremo, con propiedad, una tienda, una cuenta corriente y derechos legales. Sale del otro extremo sin propiedad, sin privilegios, sin derechos, nada salvo un pasaporte y una orden de abandonar el país en una quincena, de otra manera se encontrará en un campo de concentración".

En seis meses del Anschluss alemán, Eichmann expulsó a 45.000 judíos de Austria. Un año después 100.000 judíos. Casi el 50% de la población judía austriaca había salido.

1938 el presidente americano Franklin D Roosevelt fue llamado a presenciar una conferencia internacional para tratar de la situación de los refugiados. A pesar de que todos los representantes manifestaron simpatía por los refugiados judíos, las puertas de sus países se mantuvieron bien cerradas.

Los nazis comprendieron que la emigración forzosa no era el camino de resolver su problema judío.

De nuevo al principio

EL ESTUDIANTE

En 1938, Herschel Grynspan. Un estudiante judío de 17 años que vivía en París se enteró de que su familia había sido forzada, con otros judíos polacos a dejar su casa en Hanover. Ellos terminaron en un campo de concentración en la frontera polaca.

El 7 de noviembre como acto de represalia, el joven Grynzpan fue a la embajada alemana en París y disparó contra Ernst von Rath, un diplomático que murió 2 días después. Grynspan fue detenido.

KRISTALLNACHT - Noche de los cristales rotos

Hitler decidió vengarse de los judíos por la muerte de Rath. El 9 de noviembre sinagogas, cementerios judíos, hospitales, negocios, tiendas y casas en toda Alemania fueron saqueados e incendiados. Este evento fue conocido como Kristallnacht, (La noche de los cristales rotos).

Los judíos fueron asesinados y maltratados, miles fueron arrestados y enviados a campos de concentración. Kristallnacht acabó sin dar a los judíos esperanza alguna de algo que se pareciera a un camino normal de vida en el Tercer Reich.

De nuevo al principio

EL KINDERTRANSPORT

En 1938 muchos países habían cerrado sus fronteras a los emigrantes judíos que huían de los nazis, pero en noviembre el gobierno británico permitió a niños judíos entrar solos, entrar en Gran Bretaña. Estos transportes, que llevaban niños sin sus padres fueron conocidos como el Kindertransport.

Los niños procedían de Alemania, Austria y Checoslovaquia. Los transportes fueron organizados y patrocinados con la ayuda de los judíos británicos, de los cuákeros y otros voluntarios. Estos transportes pararon en septiembre 1939 cuando Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania. Por entonces unos 10000 niños habían escapado de los nazis en lo que fue el mayor éxodo de niños de los territorios ocupados por los nazis.

En USA, el Senado declaró que ellos no iban a aceptar niños, así que declararon que era "contra el deseo de Dios separar a los niños de sus padres".

De nuevo al principio

LA OCUPACIÓN ALEMANA

En marzo de 1938 Alemania cruzó la frontera de Austria, haciéndola parte del Reich alemán. Ciento noventa mil judíos austriacos fueron de la noche a la mañana sujetos del terror de las leyes anti-judíos de los nazis. Siete meses más tarde Alemania ocupó el área de los Sudetes.

El 15 de marzo 1939 las tropas entraron e Praga y Hitler entregó120.000 judíos en las duras manos de la SS. Forzados a escapar de nuevo, algunos huyeron a Polonia y Hungría. En seis meses más de 30.000 judíos fueron obligados a emigrar. De los 90.000 que permanecieron solamente 10.000 sobrevivieron las leyes nazis. Los nazis rápidamente tuvieron éxito en el negocio de despojar a los judíos checos de sus medios de vida, de la misma forma que habían hecho antes con los judíos alemanes y austriacos. Sus cuentas bancarias fueron canceladas, sus negocios cerrados y sus propiedades confiscadas.

De nuevo al principio

EL RACIONAMIENTO

En agosto de 1939 la economía alemana estaba por los suelos. El gobierno nazi emitía tarjetas de racionamiento restrictivas a los gitanos y a los aliados residentes. La tarjeta de racionamiento para los judíos era limitada a una dieta de miseria de 200 a 300 calorías por día.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El 1 de septiembre 1939, las fuerzas alemanas invadieron el oeste de Polonia, instigando la segunda guerra mundial. Dos días después el 3 de septiembre Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania. Las fuerzas alemanas ocuparon el oeste de Polonia y el 17 de septiembre la Unión Soviética invadió el este.

Los días sucesivos Reinhard Heydrich ordenó que todas las comunidades judías en Polonia y Alemania fueran disueltas, al igual que la deportación acelerada de los judíos a los guetos y campos de concentración. La sentencia de muerte estaba asegurada para los judíos que rehusaban delatar para su deportación.

De nuevo al principio

LA ESTRELLA DE DAVID

Los judíos polacos a partir de los diez años eran obligados a llevar una cinta en la manga derecha de la ropa con la estrella de David tanto dentro como fuera de las casas. Los judíos alemanes llevaban una estrella amarilla en la cinta alrededor del brazo con la palabra "judío". En el gueto de Varsovia esta cinta tenía una estrella azul y los judíos griegos llevaban un distintivo en su pecho y espalda. Se realizaba este proceso para que tanto los nazis, como el resto de la población identificaran a los judíos donde quiera que fueran.

La penalización por no llevar la cinta en el brazo era la ejecución sumaria. Los judíos eran azotados, asesinados y enviados a los campos de concentración sin razón alguna. Dos años de trabajo forzado fue obligatorio para todos los judíos en edades comprendidas entre los 14 y 60 años.

De nuevo al principio

GUETOS

En 1939 miles de judíos fueron forzados a vivir en guetos. Miles de judíos checos fueron deportados a guetos en Polonia. Sólo podían llevar consigo lo que podían cargar o lo que cupiera en un carro.

Los guetos estaban separados, vigilados, áreas amuralladas dónde los judíos eran obligados a vivir en gran muchedumbre, sin higiene y escuálidas condiciones. Cinco o más personas eran atestadas en cada habitación, creando una situación donde la privacidad no existía y las condiciones sanitarias eran espantosas. Se les daba escasas raciones de comida y no se les pagaba por el empleo. Aquellas posesiones preciadas que habían llevado a los guetos, fueron pronto vendidas o quemadas para mantenerse calientes. Muchos fueron forzados por los alemanes a la esclavitud. La muerte por enfermedad y hambre fue creciendo, especialmente entre los ancianos y niños.

Lodz, en Polonia, fue el primer gueto establecido por los nazis en octubre de 1939, donde170.000 judíos fueron forzados a vivir allí. El gueto de Varsovia era el más grande con490.000 judíos y fue precintado en 1940. Cracovia y Lublin eran unos de los muchos guetos establecidos en Polonia. Había guetos en Misk, (Unión Soviética ) Kovno y Vidna (Lituania) y Riga (Latvia).

La única forma de "escapar" de los guetos era el momento de la deportación nazi a los campos de exterminio de esclavos-trabajadores.

Durante 1942/43 los nazis "liquidaron" los guetos deportando cientos de miles de judíos a los campos de concentración. El fin de los nazis era matar judíos tan rápido como les fuera posible. Pensaban conseguirlo mediante el hambre, la mugre y las enfermedades en los cincuenta hacinados guetos. La gente efectivamente moría por miles, pero no en número ni con la rapidez suficiente para los nazis.

De nuevo al principio

LA CUESTIÓN JUDÍA

Reinhard Heydrich había sido encargado de tratar la "cuestión Judía" más allá de la "emigración y evacuación" Ya había ordenado juntar en guetos a los judíos polacos y había organizado las deportaciones en masa de los judíos en Europa del este.

En enero 1942 en Berlín, Heydrich convocóla conferencia de Wannsee, que fue asistida por muchos altos líderes nazis. En este encuentro coordinaron el desarrollo de los planes para la "solución final de la cuestión judía". Esto ya había empezado a finales 1941. De acuerdo con el protocolo del encuentro, cinco millones de judíos en USSR (hoy Rusia) fueron marcados a muerte, a esto se sumaban tres millones en Ucrania, 700.000 en la zona ocupada de Francia, 5.600 en Dinamarca, y 200 en Albania.

Cifras que también fueron publicadas por naciones que aún no estaban bajo control nazi, incluyendo Inglaterra (330.000) España (6000), Suiza (18.000), Suecia (18.000) y Turquía (55.000). La duración total del encuentro de la conferencia de Wannsee fue inferior a 90 minutos.

De nuevo al principio

LAS DEPORTACIONES

En 1942/43 los nazis tensaron la situación con las deportaciones de los guetos a las cámaras de gas. La existencia de las cámaras era un rumor que circulaba por las calles de los 50 guetos. Nadie, ningún miembro de ninguna familia, oyó una palabra de los miles de judíos que habían sido congregados para la carga del tren y deportados. La gente empezó a darse cuenta de que tenían que escapar.

De nuevo al principio

¿QUIÉN NOS ESCONDERÁ?

La vida fuera del gueto era para los judíos muy peligrosa. El antisemitismo estaba maduro y los nazis habían promulgado una ley, castigando con la muerte a todo aquel que escondiera. A pesar de ello, mucha gente hacia planes para escapar y esconderse. Los planes se hicieron con prisa, acuerdos desesperados con polacos no- judíos, que fueron a menudo antiguos amigos, empleados y algunas veces completamente extraños, todos ellos eran cristianos que vivían fuera de los guetos. Ellos estaban de acuerdo en esconder a la mayoría de los niños, algunas veces con sus madres. Aquellos que arriesgaban la vida escondiendo a judíos eran generalmente campesinos pobres y trabajadores de granjas. Ellos cobraron.

Los judíos que tenían mejor posición y se las habían arreglado par esconder algunas monedas de oro dentro y fuera de los guetos, las usaron para pagar a sus salvadores. La pregunta era "¿qué pasaría cuando se acabara el dinero y tuvieran que continuar escondiéndose?", no podían permitirse esa reflexión, no en esta atmósfera de pánico y miedo. No obstante algunos de los escondidos fueron abandonados cuando faltó el dinero, muchos siguieron ocultos aunque ya no tenían dinero para ofrecer a cambio. Los que se escondían eran alimentados por sus rescatadores que se arriesgaban a ser denunciados a los nazis por la inusual costumbre de comprar tres patatas en lugar de una como acostumbraban. Algunos acogieron a niños muy pequeños y los pasaban como suyos, con frecuencia se quedaron con ellos cuando la guerra terminó.

Muchas monjas católicas en conventos escondieron a niños judíos que no fueron exentos de ser buscados por la SS. Algunos judíos compraron papeles falsos que testificaban ser cristianos. Con frecuencia estas ilegalidades no estaban bien hechas y no paraba el escrutinio nazi.

De nuevo al principio

LOS NIÑOS OCULTOS

Los niños eran felices si escapaban con sus padres, la mayoría de los niños eran echados de los guetos solos. Escapaban normalmente de noche a través de un hueco en la pared del gueto o se deslizaban en las alcantarillas de los mismos con frecuencia cuando los nazis organizaban redadas.

Las alcantarillas eran una ruta de escape hacia el mundo exterior, más allá de los muros del gueto. Algunos habían planeado con antelación su escapada excavando en las alcantarillas, y pagando a un trabajador de alcantarillas para que les escondiera dentro de los miles de túneles que había, donde vivirían en la basura infestada de ratas. Los nazis conocieron el escondite judío y con frecuencia bombardeaban las alcantarillas.

Los niños, algunos tan sólo de 7 años escaparon solos, su escapada fue a menudo organizada por familiares desesperados, quienes les decían que una vez estuvieran fuera de las murallas encontrarían a un extranjero que los llevarían a un lugar para esconderse. Muchas veces los rescatadores corrían con el dinero dejando al niño. Los niños que perdían a sus familias en las deportaciones, escaparon solos en las peligrosas calles donde eran vulnerables y estaban expuestos.

Aquellos judíos que eran rubios y de ojos azules tenían más probabilidades de sobrevivir "sobre tierra". Dormían en baños y robaban comida, algunos encontraban trabajos domésticos. Los niños con frecuencia se dirigían al campo donde había granjas que necesitaban labradores. También sobrevivían robando comida y escondiéndose en establos. Cualquiera que se escondiera debajo o sobre tierra era el botín de los chantajistas y delatadores.

Nadie sabe exactamente cuantos judíos se escondieron, pero se estima que durante el curso de la guerra, de 1939 hasta la rendición alemana en 1945, unos 400.000judíos estaban escondidos. Muchos de los que sobrevivieron escondiéndose, habiendo dejado a miembros de su familia detrás a quienes nunca volvieron a ver sufrieron de "culpa de sobrevivir". Niños pequeños crecieron sintiendo esta culpa, a pesar de ser el último acto de amor de sus padres preparar el escondite de sus niños.

De nuevo al principio

VIVIR EN LA OSCURIDAD

Vivir escondido no fue fácil, confortable o seguro. Los lugares para esconderse eran escasos. Los escondidos vivían en espantosas condiciones, bajo tierra, en habitaciones sin ventanas, en cuevas, establos, apartamentos vacíos. Eran escondidos en espacios entumecidos cubiertos de piojos y pulgas, pasaban hambre, vivían en silencio. El ruido los traicionaba por eso los bebés eran, con frecuencia, dados a las familias polacas a causa de la desesperación de los padres que no podían esconderse con un bebé llorando.

Algunos se escondieron y vivieron durante años en las alcantarillas. Las alcantarillas eran frecuentemente bombardeadas. Aquellos que se escondían se sentían aislados y solos, había poca gente en quien podían confiar. Eran cazados las 24 horas del día. Con frecuencia tenían que arriesgarse saliendo para ir de un escondite a otro. Esto era muy peligroso. Los niños eran totalmente dependientes de quienes le escondían, les traían comida, una vela o un viejo cubo.

Los judíos que no parecían ser judíos y tenían dinero tenían más probabilidades de sobrevivir escondiéndose o viviendo al descubierto.

De nuevo al principio

LOS NIÑOS ESCONDIDOS

Debido a que el macho judío era circuncidado era más fácil para los nazis revelar su verdadera identidad, no había forma de negarlo. Por eso a los niños judíos les era difícil encontrar gente que quisieran ayudarles a esconderse. Los no judíos eran menos ávidos de arriesgarse a coger a estos niños y pasarlos como suyos propios, cuando podrían ser fácilmente identificables por la circuncisión.

Los nazis forzaban, con frecuencia, a los hombres judíos, adultos y niños a punta de escopeta a quitarse los pantalones como requisito básico de la búsqueda.

Los no judíos eran más felices de esconder a niñas porque podían pasar como suyas. Desesperados muchos judíos dieron sus niños pequeños para esconderlos a familias no judías con el acuerdo de que el niño sería devuelto cuando la guerra terminara. Lo que pasaba invariablemente era que la familia fuera denunciada por vecinos y todos sus miembros fueran matados, por ocultar a un judío o que la familia rehusara devolver al niño a sus verdaderos padres.

Muchos evadidos, tanto adultos como niños fueron escondidos por los partisanos que vivían y luchaban juntos en los bosques.

Un poco más del 40% de los que se escondieron vivieron para ver el final de la guerra. Las oportunidades de sobrevivir fueron escasas. La mitad o más de los que huyeron pudieron haber muerto, pero también les pudo haber pasado al 99% de aquellos que se escondieron.

De nuevo al principio

EL ÚLTIMO TAÑIDO

La guerra en Europa llegó a su final el 7 de mayo de 1945, en Reims, Francia y el 8 de mayo fue firmada la rendición de la Alemania nazi, en Berlín. Hitler ya se había suicidado en su bunker de Berlín, el 30 de abril.

Más de 35 millones de personas, civiles y militares, perdieron sus vidas en la Europa de la segunda guerra mundial. Los nazis asesinaron a casi 12 millones de personas, incluyendo casi 6 millones de judíos y millones de gitanos, polacos, rusos, eslavos, testigos de Jehová, homosexuales, comunistas e incapacitados mentales, escogidos para el holocausto, persecución y asesinato.

De nuevo al principio


This

"JUEGO DEL ESCONDITE" por los productores de "The Children Who Cheated The Nazis" - la historia del Kindertransport.